Extracto de la carta de su Majestad el Rey Mohammed VI, dirigida a los asistentes al congreso “La civilización islámica en al-Andalus y los aspectos de tolerancia”, organizado por el Centro de Estudios al-Andalus y Diálogo de Civilizaciones.

“…y de aquí, señoras y señores, viene la importancia de la creación del Centro de Estudios al-Andalus y Diálogo de Civilizaciones y la elección de Rabat como sede, con todo lo que implica dicha elección. Aprovecho esta ocasión para felicitar al grupo de universitarios saudíes y marroquíes quienes tuvieron esta iniciativa, apoyados por nuestro amigo, su Alteza Real el Emir Abd al-Aziz b. Fahd, al que Dios guarde, de crear un centro cuyo objetivo es fortalecer el diálogo de civilizaciones, a través de sus diversas manifestaciones culturales y su producción científica, con tolerancia y apertura al otro, a pesar de todas las divergencias existentes.

Dicha iniciativa tiene como fundamento los objetivos que comparten el reino de Arabia Saudí y del reino de Marruecos y las posturas que adoptan para promover la paz mundial, basada sobre el derecho y la justicia y comprometida con los principios que promueven las religiones monoteístas y que los fieles a estas religiones están obligados a difundir y convencer al otro, así como combatir las fuerzas del mal, la injusticia y la opresión, y trabajar con esperanza y optimismo en la construcción de un futuro mejor en el que reinen la virtud y la nobleza.

Esta prestigiosa labor corresponde a todos los intelectuales y pensadores, en especial a ustedes que pertenecen al Centro, que deben esforzarse en otorgar relevancia al modelo de civilización islámica de al-Andalus, no sólo como modelo a seguir, sino también como patrimonio digno de ser alabado por toda la humanidad. Y ese es el objetivo principal de este congreso”.

Redactado en el Palacio Real de Agadir el viernes 23 de du l-huyya de 1422, correspondiente al 8 de marzo de 2002.

Mohammed VI, Rey de Marruecos.