El Dr. José Ramírez del Río, miembro de la Comisión Ejecutiva del Centro de Estudios al-Andalus y Diálogo de Civilizaciones y profesor de Estudios Árabes de la Universidad de Córdoba, ha conseguido el premio Abd al-Aziz Saud al-Babtayn de Estudios Históricos y Culturales sobre al-Andalus, por su obra La Estepa de Écija en al-Andalus: entre ulemas y bandidos. En esta ocasión el Centro de Estudios Al-andalus y Diálogo de Civilizaciones envía su más calurosa felicitación al Dr. Ramírez y lo recibe en estos diálogos para que pueda expresar sus impresiones y para presentar a los lectores de nuestra web su obra galardonada.

Pregunta- ¿Qué significa para usted la consecución de este premio?

Respuesta- La consecución de este premio representa para mí el reconocimiento del trabajo que he llevado a cabo en el campo de los Estudios Árabes durante más de quince años, ya sea en el análisis de fuentes escritas o de vestigios arqueológicos, en cuyo análisis comencé con las excavaciones del castillo de Cote en el año 1996. Aprovecho la ocasión para agradecer a la fundación Premio Abd al-Aziz Saud al-Babtayn por este honor que me ha concedido, pues soy consciente de que hay muchos investigadores que merecerían este premio más que yo. Considero este premio un honor y una obligación al mismo tiempo, pues sin duda me fuerza a continuar la investigación de este patrimonio extraordinario que es el andalusí.

Pregunta- Nos gustaría que nos diera una idea general del contenido de este libro.

El contenido de este libro es, básicamente, la historia de las aldeas y los campos que rodeaban la ciudad de Écija, en el territorio que se conocía en el período andalusí como Estepa de Écija. El libro La Estepa de Écija en la Historia de al-Andalus: entre ulemas y bandidos aborda la Historia turbulenta de una región muy importante por su situación estratégica, sobre las vías que llevaban a las grandes capitales de al-Andalus: Sevilla, Córdoba y Granada. El libro trata la vida social y cultural de esta región, desde la fundación de la Écija andalusí en el siglo octavo de la era cristiana hasta su caída final en el siglo XIII como resultado de las campañas militares del reino de Castilla.

El libro también explica cómo la fragmentación de la estructura de las propiedades agrícolas entre los diferentes grupos condujo a la inestabilidad de la situación política. Por otro lado, la repartición de los puestos políticos entre personas de diferentes orígenes: árabes, hispanos, bereberes explica en gran parte esta falta de estabilidad. Sin embargo todo ello no impidió el florecimiento de las ciencias árabes e islámicas, así como el florecer de las denominadas “ciencias de los antiguos”. La región se vio expuesta a grandes daños durante la época de taifas, y la tranquilidad no volvió a ella hasta la imposición de la autoridad almohade, lo que condujo a un renacimiento económico.

Por otro lado, la literatura andalusí desempeñó un papel importante en la conformación de la personalidad de la Estepa de Écija, aunque la proximidad de las grandes capitales, en especial Sevilla y Córdoba, impidió la creación de un desarrollo literario independiente, de ahí que encontramos a los poetas de Écija en las cortes de los emires de estas capitales.

Pregunta- ¿Qué papel desempeñaron las aldeas en la historia de al-Andalus?

Respuesta-  La mayoría absoluta de la población de al-Andalus vivió, a lo largo de los siglos, en zonas rurales y agrícolas, fuera de las capitales históricas: Sevilla, Córdoba y Granada. El libro publicado por el Centro de Estudios al-Andalus y Diálogo de Civilizaciones con el título de La agricultura en al-Andalus, del investigador marroquí, Yusuf Nakadi deja clara constancia de ello. Este aspecto nos conduce a la necesidad de fomentar las investigaciones y las excavaciones arqueológicas en este campo, pues las aldeas de al-Andalus eran el lugar de la convivencia entre los miembros de la sociedad, y al mismo tiempo centro de estudio y de enseñanza que conducían a la creación. De ahí que podemos encontrar a autores en diferentes campos de investigación en todas las aldeas andalusíes. Si nos proponemos estudiar las palabras árabes que han pervivido en la lengua española, casi todas ellas están relacionadas con actividades agrícolas, lo que es una clara muestra de la importancia de las aldeas en las relaciones entre las culturas árabe y española.

Pregunta- ¿Cuál es la situación actual de los Estudios Andalusíes en España en general, y en la Universidad de Córdoba, a la que usted pertenece, en particular?

Respuesta- La situación de los Estudios árabes en España en estos momentos, si la comparamos con lo que hubo en el pasado, es buena. En las últimas décadas, tras la vuelta de la democracia a España, aumentó el interés por la cultura islámica en general y por la andalusí en particular, lo que condujo a la apertura de un buen número de centros de investigación y de departamentos de Estudios Árabes en todas las regiones de España, especialmente en el sur del país, en Andalucía.

En cuanto a la Universidad de Córdoba, como saben, era en principio dependiente de la Universidad de Sevilla, pero se separó de ella y se convirtió en una universidad independiente. Desde sus comienzos, dedicó un gran interés a la enseñanza de la lengua árabe y de la historia de al-Andalus. En la actualidad, a pesar de la crisis económica que sufre el país, la Universidad de Córdoba sigue comprometida con el patrimonio andalusí y con la cultura árabe en general, gracias a la cooperación con fundaciones y centros de estudios del Mundo Árabe, que se interesan por la herencia común, como la fundación Abd al-Aziz Saud al-Babtayn y el Centro de Estudios al-Andalus y Diálogo de Civilizaciones; aprovecho esta ocasión para expresar mi satisfacción por formar parte de la Comisión Ejecutiva del Centro; también quiero expresar mi gratitud al Dr. Uthman al-Rawwaf, Vicesecretario General del Centro, y al Dr. Abdeluahed Akmir, Director del Centro, y a todos los miembros de la Comisión Ejecutiva, por los esfuerzos emprendidos en la cooperación con universidades españolas en general y con la de Córdoba, en particular.