De acuerdo con un manuscrito andalusí del siglo XII, “se toma una porción abundante de carne de ternera o de cordero y se corta en pedazos pequeños. Se pone en una olla con sal, pimienta, cilantro disecado, comino, azafrán en abundancia, ajo pelado y cortado, almendras peladas y partidas y aceite en abundancia. Se baña con vinagre puro (muy acido), sin necesidad de agregar agua.

Se pone a fuego lento de carbón, y se revuelve una vez que hierva. Cuando se haga la carne y se disuelva y cuando chupe el agua se deja a fuego lento hasta que espese el caldo y se vuelva grasiento.

Su color y su aroma permanecen intactos durante muchos días y aptos para el consumo. Este plato se conoce en el Magreb como plato típico de las bodas y es uno de los siete tipos mencionados y utilizados en nuestros banquetes en Córdoba y Sevilla.

 La cocina en Marruecos y al-Andalus en la época almohade, introducción de Abdelghani Abulazm, Ed. Centro de Estudios al-Andalus y Diálogo de Civilizaciones, 2003.

أنواع الصيدلة في ألوان الأطعمة، الطبيخ في المغرب والأندلس في عصر الموحدين، تقديم وتحقيق ومعجمة، د. عبد الغني أبو العزم، منشورات لمركز دراسات الأندلس وحوار الحضارات،  2003.